Curso de Técnica Vocal



Explorar el sonido, nuestra voz, el cuerpo que canta, tomar consciencia del propio cuerpo en aras del desarrollo vocal y la expresión musical.

Como cantante y directora de coro con más de 30 años de experiencia y tras décadas de investigación y estudio, he llegado a desarrollar un método de estudio del canto aplicado al coro basado en la exploración del cuerpo como instrumento.
Inspirándome en mis propias vivencias y de forma totalmente empírica he tenido además la ocasión de poner en práctica dicha técnica con grupos de muy diversa índole: Coros de formados por cantores de cierto nivel, coros de ópera, coros amateurs, coros infantiles, así como con personas que, de forma individual, han estado interesadas en el conocimiento y perfeccionamiento de su técnica vocal. Por ello, gran parte de los elementos y ejercicios que incluyo son fruto de mi propia experiencia y creación. Otros los he ido aprendiendo a lo largo de los años como por ejemplo el llamado "Método funcional de la voz".

En mis talleres la metodología es principalmente práctica. Los contenidos se trabajan desde un primer momento a partir de la audición propia y colectiva, como corresponde a la actividad coral. Las conclusiones obtenidas son el fruto de las experiencias adquiridas mediante interpretación musical y la puesta en común con los compañeros de actividad. 
Llevamos a cabo ejercicios, todos interesantes y esenciales para una adecuada emisión del sonido, así como para una correcta interpretación de la partitura. Razón por la cual, siempre propongo un repertorio que permite asegurar y llevar a cabo todos los ejercicios que se realicen durante el taller. Del mismo modo que esto sirve como recreo de los cantores para que disfruten de los resultados obtenidos tras los ejercicios.

En resumen: Mis cursos consisten en que los alumnos comiencen a plantearse a sí mismos preguntas como: ¿Qué ocurre mientras canto? ¿Cómo se emite el sonido? ¿Cómo entra en resonancia con las distintas partes del cuerpo? Consisten en que se den cuenta de que no se trata de aprender a hacer, sino de aprender a percibir; de desarrollar sensibilidad acústica, de percatarse de la vibración sonora y en particular de prestar atención a las cualidades del sonido capaces de conferir brillantez e intensidad a la voz. Y lo que es aún más importante: de cómo se puede poner todo esto en servicio del INSTRUMENTO CORO.

NOTA: Este trabajo se puede hacer bien para coros que quieran mejorar su calidad vocal e interpretativa o para grupos de personas que de forma individual estén interesadas en este tipo de técnica vocal, como profesores de música en escuelas, institutos, conservatorios, cantantes de coro, alumnos de conservatorio, etc.

© Luisa D. Camacho